29 Life Lessons for Kids Every Parent Should Share With Them

Criar seres humanos es el trabajo más exigente del planeta. Ser padre es la máxima responsabilidad y, como padres, tenemos la tarea de inculcar valores y moral en nuestros hijos. Ofrézcales a sus hijos lecciones invaluables sobre la vida que puedan llevar consigo durante el resto de sus días. Las siguientes lecciones de vida para niños son un excelente punto de partida para iluminar las mentes jóvenes y alentar el desarrollo de personas maravillosas.

Se honesto

«La honestidad es la mejor política», es una lección clave que se debe enseñar a los niños. Si los niños caen en el hábito de mentir, corren el riesgo de incorporar esa desafortunada cualidad a su vida. Si desea que sus hijos crezcan y se conviertan en personas honestas, asegúrese de darles ejemplo. Dígales la verdad, sea un ejemplo de verdad, recompénselos y sea franco con ellos, incluso cuando los temas sean difíciles de abordar.

Utilice buenos modales y sea educado

Asegúrese de priorizar los buenos modales y la cortesía en su hogar. Los niños deben conocer los principios básicos de las interacciones educadas y la importancia de los buenos modales. El uso de buenos modales y una disposición cortés les será muy útil, no solo en su infancia, sino también en su vida adulta.

Ganar no lo es todo

Ganar un partido importante es una sensación maravillosa, pero estar en el primer puesto no lo es todo. Enséñeles a sus hijos que, si bien practicar deportes competitivos es una experiencia fantástica, la diversión está en jugar, ser parte de un equipo y hacer amistades y conexiones para toda la vida, no en ganar a cualquier precio. Hay mucho más en la vida que estar en el equipo ganador, así que aproveche las muchas derrotas que sus hijos sufran para inculcarles este valor.

Asume la responsabilidad de tus acciones

Los niños deben aprender a responsabilizarse de sus actos desde pequeños. La responsabilidad se puede inculcar en los niños de diversas maneras. Algunos métodos comunes para enseñarles responsabilidad a los niños son:

  • Cree tareas para que las completen los niños.
  • Permita que los niños sean responsables de algo externo a ellos mismos (por ejemplo, plantas, mascotas o, en el caso de niños mayores, hermanos).
  • Haga que los niños limpien sus propios desastres.
  • Haga que los niños se responsabilicen de sus acciones.

Todas las acciones tienen consecuencias

Todas las acciones tienen consecuencias. Las buenas acciones suelen producir resultados positivos, mientras que las malas acciones tendrán consecuencias negativas. Los niños deben comprender que, independientemente de la elección que hagan, siempre habrá consecuencias de algún tipo. Si deciden actuar bien en su vida, pueden esperar resultados positivos. Si actúan de forma negativa, es probable que se produzcan consecuencias negativas.

Administrar el tiempo sabiamente

Enseñe a sus hijos a administrar su tiempo de manera inteligente para que puedan afrontar lo que se les presente cuando sean mayores. Todos los adultos tienen que hacer varias cosas a la vez hasta cierto punto. Deben llegar a sus citas y compromisos a tiempo y establecer prioridades. Estas tareas de adultos no ocurren por arte de magia, sino que se enseñan en la infancia. Los padres deben ayudar a sus hijos a administrar su tiempo de manera inteligente alentándolos a establecer prioridades. Asegúrese de:

  • Crea reglas sobre el trabajo y el ocio. Los deberes y las tareas domésticas siempre están por delante de la diversión y el ocio.
  • Ayude a los niños a comprender el concepto del tiempo. Establezca horarios y rutinas durante la mañana, siga una rutina para la hora de acostarse y cree rutinas de preparación para las actividades deportivas.
  • Modele la gestión del tiempo con sus propias acciones. Exprese verbalmente su rutina y filosofía en relación con la gestión del tiempo para que sus hijos las imiten.

Nunca dejes de aprender

Los seres humanos nunca dejan de aprender, y gran parte del aprendizaje se produce mucho después de que los niños dejan el aula. Muéstrales a tus hijos que el aprendizaje es para toda la vida. Permíteles verte buscando respuestas a preguntas y aprendiendo nuevas habilidades como adulto, y anímalos a hacer lo mismo. Intenta aprender cosas nuevas juntos. Inscríbete en una clase de cerámica o de cocina especializada o conviértanse en jardineros juntos. Haz hincapié en que no importa qué tipo de aprendizaje realicen, siempre y cuando busquen respuestas y habilidades.

El trabajo duro tiene su recompensa

La pereza no les hará ningún bien a los niños una vez que el mundo real se apodere de ellos. Enséñeles una sólida ética laboral mientras aún estén bajo su cuidado. El trabajo duro siempre dará sus frutos a largo plazo, y los niños deben saber que vale la pena poner un gran esfuerzo en las cosas que les importan. También es esencial enseñarles que el trabajo duro no siempre produce resultados instantáneos. A veces hay que trabajar en algo durante mucho tiempo para ver los resultados.

Respetar a otras personas

No se llama Regla de Oro por nada: trata a los demás como te gustaría que te traten a ti. Haz que las personas se sientan valoradas y escúchalas. No tienes que estar de acuerdo con las opiniones de todo el mundo; de hecho, no se debe enseñar a los niños a seguir las reglas sin más. Se les debe alentar a pensar por sí mismos. Dicho esto, cuando las opiniones difieren, hay que mostrar respeto por las perspectivas de los demás.

Está bien cometer errores

¡Los errores están ahí para que los cometamos, niños! Nadie pasa por la vida sin cometer errores, y a los niños no se les debe enseñar a temer o temer los errores. Como seres humanos, aprendemos de nuestros errores y crecemos a partir de los errores que cometemos. Enseñe a los niños a intentar cosas y a no desanimarse por los errores. Son simplemente oportunidades de aprendizaje, y aprender es algo hermoso.

Tenga una perspectiva positiva

Puedes vivir de forma positiva o negativa. La elección es tuya. Quieres que tus hijos elijan ver el mundo de forma positiva. No te cuesta nada ver el lado positivo y mantener la esperanza, incluso en las circunstancias más sombrías. Cuando las cosas no salgan como él quiere, ayúdalos a ver el lado positivo, porque incluso los aspectos negativos de la vida se pueden convertir en positivos si tienes la actitud mental adecuada.

Trata a tu cuerpo como un templo

Solo tenemos un cuerpo, así que trátalo como un templo. Nunca es demasiado pronto para empezar a enseñarles a los niños que no tienen mucho sin su salud. Ayúdelos a aprender a cuidarse a sí mismos. Inculque hábitos de alimentación y ejercicio saludables en el hogar, y ayude a los niños a entender que, si bien quedarse despierto hasta tarde puede parecer muy divertido, dormir lo suficiente es increíblemente importante para mantenerse saludable.

Sepa cuándo disculparse… y hágalo

Puede resultar difícil pedir perdón, pero es fundamental hacerlo cuando sea necesario. No exija a sus hijos que se disculpen y luego deje de lado la situación. Explíqueles por qué es importante pedir perdón y que eso hace que los demás se sientan mejor, y también nosotros mismos. En su práctica como padres, asegúrese de pedir disculpas a su familia cuando esté claramente equivocado. Nadie es perfecto, todos cometemos errores, las disculpas son necesarias, al igual que el perdón y la gracia.

Sólo puedes controlar tus propias acciones

A menudo, los niños intentan controlar las acciones de los demás buscando un resultado deseado específico. Estos esfuerzos suelen resultar infructuosos, porque no se pueden controlar las acciones de otras personas. Enséñeles a los niños que solo pueden controlar sus propias acciones y tomar decisiones por sí mismos. Nunca es su responsabilidad tomar decisiones por los demás, ni es su tarea controlar las acciones de los demás.

Vive auténticamente

Los niños crecerán y se convertirán en lo que se supone que deben ser, así que anímalos a hacer precisamente eso y enséñales a ser su yo más auténtico. Acepta sus intereses, sus esperanzas y sueños, y apóyalos mientras descubren quiénes son. Crecer y encontrar su yo auténtico puede ser complicado, pero como padres, podemos hacer todo lo posible para apoyar a los niños en este viaje. Enséñales a los jóvenes a aceptar todo lo que los hace únicos y a estar orgullosos de quiénes son, ¡porque nosotros sí lo estamos!

La decepción es parte de la vida

Los niños deben saber que, si bien la vida está llena de altibajos, también existen los bajones. La decepción es parte de la vida y los padres deben enseñársela a sus hijos, no protegerlos de todos los males. Si bien nadie quiere ver a su hijo decepcionado, hay muchas lecciones importantes que aprender al superar la decepción. Asegúrese de reconocer los sentimientos de los niños con respecto a su tristeza, piense en formas de superarla y elógielos por manejar su decepción con madurez.

Aprecia las pequeñas cosas

Niño pequeño observando un caracol

Es fácil disfrutar de los aspectos más grandiosos de la vida, pero enseñar a los niños a apreciar las pequeñas cosas es una lección útil e importante. Reflexione sobre las pequeñas victorias, descubra la belleza oculta que lo rodea y ayude a los niños a apreciar todo lo que tienen en lugar de envidiar lo que no tienen. Los niños que aprenden a apreciar las pequeñas cosas pueden crecer con una sensación inherente de paz y bienestar. ¡Es fácil sentirse feliz cuando reconoces que hay tanta maravilla a tu alrededor!

Escuchar más, hablar menos

Enseñe a los niños a escuchar, a escuchar de verdad. Ser un buen oyente hará que los niños sean mejores amigos y compañeros de sus seres queridos, y las habilidades para escuchar son algo que los niños pueden empezar a perfeccionar desde la edad preescolar. Aunque sus opiniones y puntos de vista verbales siguen siendo bienvenidos en los diálogos, asegúrese de ayudarlos también a aprender a estar tranquilos, a escuchar a otras personas, a tener en cuenta otras opiniones, a abstenerse de juzgar externamente y a apoyar los pensamientos de otras personas.

Resolver conflictos pacíficamente

Los conflictos ocurren en las familias y en las amistades todo el tiempo. No puedes evitarlos, ni tampoco tus hijos. Lo que SÍ puedes hacer es enseñarles a los niños cómo resolver los conflictos de manera pacífica. Para ayudar a los niños a aprender esta lección de vida, asegúrate de:

  • Discuta abiertamente los sentimientos de ambas partes.
  • Piense en varias formas de resolver un conflicto particular.
  • Modele y practique la empatía en su hogar.

Aprenda a pivotar

Si los niños quieren triunfar en la vida, tienen que saber cómo adaptarse a los cambios. La vida es impredecible y nos sorprenderán por todos lados durante todos los días de nuestra vida. Si bien la estructura y la rutina son esenciales para el desarrollo de un niño, también lo es la flexibilidad. Muéstreles y enséñeles que, a veces, la vida nos da cosas que no habíamos previsto ni con las que contábamos, y que debemos ser capaces de cambiar de rumbo, encontrar caminos diferentes y buscar nuevas formas de triunfar.

No puedes complacer a todos

Tratar de complacer a todos los demás en tu vida te agotará. Enséñales a tus hijos que no puedes hacer felices a todos todo el tiempo. Por supuesto, deben mantener la felicidad de sus seres queridos en primer plano en sus corazones y mentes, pero a medida que crezcan, recuerda que tratar de complacer a demasiadas personas agotará la vida del ser humano más desinteresado.

Los bienes materiales no te harán feliz a largo plazo

Una excelente lección de vida para los niños es que las cosas no nos hacen felices. Muéstrales y enséñales que la verdadera felicidad viene de adentro. Proviene de las personas maravillosas en tu vida, del amor en tu corazón y de las experiencias que vas acumulando con el tiempo.

Las cosas no pueden hacer esto. Las cosas no pueden hacer que la gente se sienta feliz internamente. Asegúrese de enfatizar el tiempo de calidad con la familia por sobre los objetos costosos y elegantes.

  • Realice viajes familiares.
  • Disfrute de noches de unión familiar.
  • Dedica tiempo a la familia antes de dedicar tiempo a los demás.
  • Ofrézcales a sus hijos el regalo de experiencias en lugar de objetos triviales.

Pide ayuda cuando la necesites

No dejes que tus hijos crezcan pensando que pedir ayuda es un signo de debilidad. Definitivamente NO es un signo de debilidad. De hecho, es todo lo contrario. Una valiosa lección de vida para los niños es que, si alguna vez necesitan ayuda, allí la tienen y deben buscarla. No hay nada de malo en el tema de la salud mental. Asegúrate de que sepan que pueden acudir a ti con cualquier cosa y que, sin importar cuál sea el problema, estarás allí para ayudarlos a resolverlo.

Rodéate de buenas personas

Dos chicas riendo en una hamaca

Los buenos amigos valen su peso en oro, y esta es una lección que los niños pueden y deben aprender desde pequeños. Seguro, tus hijos elegirán hacerse amigos de algunos amigos sin los cuales podrías vivir, pero si les enseñas la lección de rodearse solo de buenas personas, tomarán mejores decisiones en compañía. La vida es demasiado corta para desperdiciarla con personas que no aportan nada a tu vida ni la mejoran de alguna manera. Asegúrate de que los niños comprendan qué es lo que hace que un amigo sea bueno o una buena persona, y anímalos a rodearse de buenas personas.

Practica el arte de dar

En la vida, cuanto más das, más recibes. Cuando los niños son pequeños, ayúdalos a comprender el concepto de dar. Incorpora causas humanitarias a tu sistema de valores familiar o pasa unos días al año haciendo voluntariado. Puedes trabajar en un refugio para personas sin hogar, en un banco de alimentos o contribuir a cualquier causa comunitaria. Los niños aprenderán que, si dan a los demás, los sentimientos que reciben a cambio son la verdadera recompensa. Ayuda a los niños a aprender las formas de altruismo y modela esos actos en la forma en que crías a tu familia.

Tú NO eres el centro del universo

Los niños no pueden evitar creer que son el centro del universo. Por naturaleza, tienden a ser seres egocéntricos. Sin embargo, a medida que crecen, deben comenzar a comprender que el mundo en realidad no gira en torno a ellos. Enséñeles que sus necesidades son importantes, pero no más importantes que las necesidades de los demás. Asegúrese de:

  • Enseñe a los niños a tener paciencia.
  • Involucrarlos en actividades que incluyan donaciones a otros.
  • Demuestre empatía en su propio comportamiento y enséñela a los niños.

El perdón es una forma de arte

Alguien te ha hecho daño o te ha hecho daño, y estás furioso. Tienes derecho a sentir lo que sientes, pero aprender a liberar la ira y elegir perdonar es una lección clave que querrás transmitir a tus descendientes. Guardar mala voluntad y resentimiento hacia otra persona no es bueno para ti, por lo que aprender a perdonar puede tener más que ver con tu propio bienestar emocional y mental que con perdonar a alguien por su mala conducta.

Concéntrese en el viaje, no solo en el resultado final

No perder de vista el objetivo está bien, pero también es bueno que los niños disfruten del camino. Es bueno que los niños tengan objetivos, siempre que no se obsesionen demasiado con el resultado final. ¿Qué ganan en el proceso de trabajar para lograr algo? La respuesta es probablemente mucho más de lo que se imaginan. Asegúrese de hacer visibles para los niños esos pequeños éxitos, para que aprendan a valorar todo el proceso, no solo el hecho de cruzar la línea de meta.

Siempre puedes cambiar tu vida

Lo bueno de la vida es que, independientemente de las circunstancias actuales, siempre se puede cambiar. Los niños no lo entenderán si su infancia fue demasiado rígida. Si empezaron a bailar a los cinco años y los obligas a seguir haciéndolo durante años, independientemente de su deseo de probar algo nuevo, aprenderán que una vez que uno está en un camino, ese camino es el único camino. En la vida, las personas pueden recorrer el camino que deseen. Ayude a los niños a comprender el delicado equilibrio entre cumplir con los compromisos y renunciar a algo que ya no nos sirve para probar algo diferente.

Tú eres el mejor maestro de tu hijo

Cuando se trata de inculcar lecciones de vida clave a los niños, probablemente no logre transmitirles todos los puntos, pero cuanto más pueda hablar de la vida con ellos, mejor. Piense en los valores y el sistema de creencias fundamentales de su familia y elija las lecciones de vida que mejor se alineen con ellos. Sus hijos son el mejor regalo que puede darle al mundo, así que enséñeles con sabiduría.

Marcela
Marcela

Hola soy Marcela Alcántara, Editora del sitio y la encargada de publicar los post, te invito a disfrutar del contenido de nuestro equipo, recuerda disfrutar el momento y como dice la frase del Maestro oogway: " El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el hoy es un obsequio, por eso se llama presente " Recuerda que la vida es hoy, DISFRUTALA!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Manases Peres Robles +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios Automattic Inc., EEUU para filtrar el spam. +info...
Derechos Acceder, rectificar y cancelar los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.