Cerraduras invisibles con tecnología de vanguardia

En materia de seguridad para tu negocio u oficina, sin duda alguna, debes tener presente que la inversión en dispositivos de tecnología de vanguardia bien vale la pena. En este sentido, una cerradura invisible puede marcar una verdadera diferencia cuando de proteger a tu familia y a tus bienes se trata.

Las cerraduras tradicionales han ido pasando a la historia, la razón es que existen mecanismos mucho más cómodos en cuanto a su uso. A su vez, estamos hablando de dispositivos más seguros para esquivar los intentos malintencionados de ingresar a esos lugares que queremos proteger con empeño.

Las cerraduras invisibles son de fácil instalación y además su elegante mecanismo queda ubicado por dentro, lo cual hace que intervenirlas sea imposible para aquellos que tengan algún plan de dañarlas. Por otra parte, solo a través de los mandos a distancia programados la cerradura se abrirá, lo cual garantiza que solo los miembros de la familia o las personas de confianza, en el caso de tu negocio, puedan acceder sin inconvenientes.

En el mundo de la seguridad, la evasión es una de las estrategias más efectivas. Esta táctica consiste en poner en práctica fórmulas que por sí solas ahuyenten a los malhechores, de tal forma que descarten tu casa u oficina a la hora de pretender violentar su acceso.

Bricomania

 

Características de las cerraduras invisibles

En primera instancia, nos referimos a un dispositivo de seguridad que se encuentra a la vanguardia en esta materia. Resulta imposible penetrarla o forzarla y esto la ubica entre los mejores componentes en materia de protección a inmuebles.

  1. Estas cerraduras se usan con mandos que funcionan una distancia máxima de 10 m y se pueden asociar hasta 16 mandos diferentes para proveer el acceso de todos aquellos que sí tengan permitido el ingreso. Para el caso de tu oficina podrás decidir hasta cuántas personas pueden entrar con estos mandos y para el caso de tu hogar puedes asignar uno a cada miembro de la familia que se responsabilice a portarlo.
  2. Con tan solo 4 tornillos en la puerta y 3 más en el marco, ya tendrás instalado el dispositivo para su uso inmediato. Ello para el caso de puertas de madera o de metal. Si se trata de puertas de cristal, un buen adhesivo hará las veces de los tornillos; eso sí, debe ser de tipo extrafuerte.
  3. Si deseas reforzar aún más la seguridad puedes instalar más de un dispositivo por puerta y en las ventanas. Lo mejor de todo, es que puedes programar un mando para que active varias cerraduras a la vez.

Cerradura invisible para inmuebles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!