El papel pintado vuelve con fuerza

15 May

papel pintado Todos los que nos gusta la decoración nos hemos pasado horas mirando nuestra casa, nuestras habitaciones, pensando cómo quedarían mejor. Viajes al IKEA, bocetos en libretas, vueltas y vueltas… y encontramos soluciones, pero yo he redescubierto algunas que pensaba habían pasado a la historia, como la decoración papel pintado, que no está obsoleta sino muy de moda.

 

 

Los límites de la pintura

 

papel pintadoHace décadas que el papel pintado dejó de utilizarse de forma mayoritaria en los hogares. Toda pared desnuda ha sido decorada desde entonces con pintura, y la verdad es que los fabricantes han proporcionado soluciones muy interesantes: gotelés, estucos… lo mejor, para mi gusto, la pintura con arena. No solo es fácil de aplicar, porque se pinta de manera irregular, sino que el efecto final es elegante, fino. Nosotros utilizamos una así, con un tono azulado marino en el dormitorio, y quedó una estancia relajante ideal para descansar.

 

Pero un día, navegando por ahí, me encontré de nuevo con el papel pintado. A mí, solo el nombre ya me sugiere horribles patrones de los años 60, con esos tonos tan marrones y esos diseños pseudopsicodélicos. O aquellos papeles con forma de ladrillo, con el que se revestían salones que querían pasar por estancias medievales. Aunque algunas veces las interpretaciones fueran distintas.

 

Los nuevos diseños en el papel pintado

 

Pero lo cierto es que empapelar una pared puede ser una solución muy práctica… y realmente elegante, si se elige un buen diseñador. Y hoy en día los hay buenísimos.

 

Diseños en tonos oscuros, con formas geométricas, ribetes o cenefas en sutiles tonos metálicos… ahora es posible transformar cualquier estancia y darle el ambiente que siempre habías buscado, sin necesidad de dejar pelada la cuenta corriente ni tirarse dos o tres semanas de obra. Basta con encontrar la decoración de papel pintado adecuada a tus gusto, e instalarla (o hacer que te la instalen): ¡y listo! Un nuevo comedor, salón, despacho, recibidor, dormitorio… entras, y no reconoces la estancia. Se trata, literalmente, de mil nuevas oportunidades para la decoración y recreación de ambientes.

 

¿Listos para empapelar?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.