Diseño del Hogar

Fundas para sofás viejos y cómo pueden ayudar

Usa fundas para sofás viejos y dale un aspecto completamente nuevo a los muebles gastados.

Cubrir un sofá viejo con una funda nueva es una excelente manera de disfrazar las telas desgastadas, ocultar las manchas y actualizar la sala de estar sin tener que incurrir en muchos problemas o gastos.

Fundas listas para usar o personalizadas

Las fundas listas para usar están diseñadas para adaptarse fácilmente a los sofás Chesterfield. Hay fundas de una sola pieza que cubren todo el sofá, o puedes comprar fundas que se ajustan al marco existente y tienen fundas separadas para cada cojín individual. Son excelentes si alguna vez desea reemplazar una funda (si hay un derrame o una mancha en un cojín, no es necesario que recupere todo el sofá).

Multimedia relacionados

Las fundas varían desde estilos ajustados que casi parecen tapicería, hasta estilos sueltos y relajados que tienen lazos simples o botones que los mantienen en su lugar (común en la decoración elegante de una casa de campo). Las fundas personalizadas diseñadas para adaptarse exactamente a una habitación específica son el aspecto más sofisticado, mientras que las versiones más holgadas son más relajadas. Algunas fundas prefabricadas afirman que se adaptan a casi cualquier sofá, pero ten cuidado con ellas, ya que a menudo terminan luciendo sueltas y mal ajustadas. Si está comprando productos listos para usar, intente encontrar los que estén diseñados para adaptarse a su estilo y al tamaño de su sofá. La costumbre tiende a costar más, pero el resultado suele ser un ajuste más personalizado.

Por qué usar fundas para sofás viejos

Las cubiertas son útiles por muchas razones. Para muebles anticuados y feos, las fundas ofrecen una solución rápida sin tener que comprar una pieza nueva. Si un sofá está manchado y no se puede limpiar, o si la tela necesita una actualización, una funda puede proporcionar una transformación rápida y fácil. Los sofás son una gran inversión y comprar uno nuevo no siempre es factible. Usar una funda en un sofá viejo puede ser una alternativa más económica.

Las fundas también son útiles si desea coordinar muebles que no combinan. Cubra un sofá viejo con una funda nueva y puede unir una habitación divagante.

Las fundas también son útiles si te gusta cambiar tu decoración con las estaciones. Un algodón blanco fresco o un lino natural que se ve muy bien en los meses de verano se puede reemplazar con una tela más cómoda durante el otoño y el invierno.

Cubrir telas

Busque fundas hechas de una tela que se pueda tirar a la lavadora. Las telas resistentes como la lona y la sarga son solo algunas de las posibilidades de la tela para fundas. Las cubiertas pueden incluso estar hechas de cuero y microgamuza.

Las personas que hacen sus propias cubiertas deben lavar toda la tela antes de coser la cubierta para garantizar un buen ajuste después del lavado una vez hecha.

donde comprar fundas de sofa

Muchas tiendas de muebles y grandes almacenes que venden sofás también venden fundas. En general, hay más opciones en línea que en la tienda. Consulte los sitios web de tiendas como JC Penney, Ikea y Pottery Barn. También puede hacer una búsqueda general en Internet y encontrar otros en su área. Si desea algo personalizado, puede consultar a un tapicero de muebles que sin duda puede hacer el trabajo, y probablemente por un precio muy razonable.

© 2022 ViviendoElHoy Medios. Reservados todos los derechos.

Marcela

Hola soy Marcela Alcántara, Editora del sitio y la encargada de publicar los post, te invito a disfrutar del contenido de nuestro equipo, recuerda disfrutar el momento y como dice la frase del Maestro oogway: " El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el hoy es un obsequio, por eso se llama presente " Recuerda que la vida es hoy, DISFRUTALA!!!!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba