El trasfondo del horóscopo chino: adivinación y autoconocimiento

30 Oct

La bibliografía sobre el horóscopo chino abunda, pero a veces, obnubilados por la necesidad de saber y de prepararnos para el futuro, nos lanzamos de cabeza a la predicción obviando un paso muy importante del proceso.

Porque si el horóscopo chino se basa en algo, es en las características naturales de una persona, aquellas que tienen que ver con el momento y el lugar de su nacimiento. Y busques o no una predicción (o aunque ni siquiera creas en ellas), estas características pueden decirnos mucho sobre nuestra personalidad y nuestra actitud ante la vida.

 

Y, ¿acaso sobra en algún momento el autoconocimiento?

 

El horóscopo chino: ¿en qué se basa exactamente?

horoscopo chino

El horóscopo chino es una técnica tan compleja como una carta astral, que tiene en cuenta muchísimas variables.

 

Por un lado están los cinco planetas principales, que representan los cinco elementos de la tradición china: el metal para Venus, la madera para Júpiter, la tierra para Saturno, el fuego es Marte, y el agua se representa en Mercurio. La posición en el cielo de estos cinco planetas junto a otros cuerpos celestes (tal que el sol, la luna, e incluso eventualmente, un cometa) es uno de los elementos definitorios, al que hay que sumarle las constelaciones chinas.

 

Y luego, están los doce animales que son, en este orden, la rata, el búfalo, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y el cerdo. Cada uno de ellos tiene un significado, una cualidad natural que lo representa y representa, por tanto, al nacido bajo su signo. El perro, por ejemplo, representa fidelidad y ternura. La rata representa riqueza y carisma, mientras que el conejo simboliza la longevidad. Y así ocurre con cada uno de estos signos.

 

Normalmente, estos animales se asignan el función del año de nacimiento de la persona, puesto que su dominio es anual.

Pero como cada año tiene doce meses, a cada uno de estos meses le corresponde su animal, y por tanto el mes de nacimiento también influye en la personalidad. Y si bajamos aún más la escala, sabemos que a lo largo del día transcurren dos veces doce horas, así que a cada una de estas horas, según el horóscopo chino, le corresponde otro animal.

 

La complejidad del interior humano

horoscopo chino

Solemos decir que alguien es bondadoso, o leal, o sencillamente majo, o desagradable, emprendedor, impetuoso… pero, ¿acaso una persona es de una determinada manera? ¿Puedes describirlo con una sola palabra o dos o tres? ¿Si te etiquetaran como una persona amable y extrovertida y tierna… te sentirías realmente descrito?

 

No, por supuesto. Somos un mar de contradicciones, y aunque evidentemente, tenemos tendencias claras y muy arraigadas, en nuestro interior bullen infinidad de pensamientos y sentimientos, y a ratos somos mezquinos, a veces tendemos en secreto a envidiar, o al revés, nos preocupamos mucho por la gente sin exteriorizarlo… somos un millar de pinceladas.

 

Y el horóscopo chino, en este sentido, logra penetrar en el alma humana mucho más que otros horóscopos. El animal anual representa, en este caso, lo que mostramos al exterior, la percepción general que se tiene de nosotros. En cambio, según el horóscopo mensual, el animal que nos pertoque por mes representa nuestro carácter interno, nuestra manera de amar y relacionarnos con los demás.

El animal que toque por la hora, conocido como el “animal secreto”, es nuestro yo profundo, la verdadera piedra sobre la que se asienta la personalidad.

 

¿Conoces tu horóscopo chino? Si es así, ¿ha descubierto algo sobre ti? Y si no… ¿por qué no probar y analizarte realmente el interior?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.