La complejidad en lo simple

24 Feb

Siempre he pensado que nuestro mundo no puede reducirse a lo que vemos, no puede ser tan sencillo y a la vez tan simple. Sobre todo teniendo en cuenta lo tremendamente complejo que somos nosotros mismos.

Tan sencillamente complejo

El mundo que vivimos Cómo iba a ser posible encontrarnos rodeados de tanta simplicidad siendo nosotros unos seres tan complejos.

Pero no sólo compararnos con la realidad que nos rodea, sino por el espacio exterior, el universo, las estrellas y constelaciones, es todo tan incierto, tan grande que es difícil no creer que no seamos los únicos en este universo.

Aunque puestos a pensar en la complejidad de la vida, crees que es posible averiguar el futuro, saber qué nos deparará los días que vienen. Algunos creen de forma ferviente que sí. Otros piensan que el futuro está en el aire, que podemos variarlo a diario con nuestras acciones.

 

Guías del universo

El mundo que vivimos Para ayudarnos un poco en todas estas preguntas nace el Tarot, las cartas del Tarot son capaces de guiarnos a través de sus imágenes, de sus interpretaciones. A diferencia de lo que muchos piensan el Tarot enfoca su objetivo en pretender guiarnos en nuestras acciones, es una forma distinta de interpretar el futuro.

Horoscopo, Tarot, la astronomía, cada una de estas disciplinas intentan de alguna forma hablarnos sobre el mundo que vivimos, el mundo que viviremos.

En un mundo donde todo es tan incierto, tan lleno de sombras, existen ráfagas de luz que pueden abrirnos nuevos caminos con el objetivo de lograr entender un poco mejor la existencia del ser humano, nuestra existencia.

Estudios demuestran que nuestro cerebro está mínimamente utilizado, es decir aún queda mucho por desarrollar, si tuviéramos la totalidad del cerebro desarrollada, no quiero ni pensar cómo sería nuestro mundo.

Pero seguro que dentro de esa parte de nuestro cerebro que aún no hemos descubierto existe un espacio destinado a guiarnos igual que nos guían las cartas del Tarot.

Y estaríamos completamente seguros de que el destino es algo que vamos escribiendo cada día, no está ya escrito.

Necesitamos ver, necesitamos oír, necesitamos creer.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.