Los curanderos son los antiguos chamanes, los hechiceros de las antiguas tribus y los que aún no se han extinguido pues en algunas tribu. A estas personas se les atribuye la capacidad de curar o sanar a otras personas a través de ciertos rituales que se basan en creencias ancestrales.

Relacionados siempre con la religión, los curanderos han existido y existen aún en nuestra sociedad. Utilizan muchos elementos en sus ritos, en los que suelen incluir oraciones, también libros sagrados…

Dentro de la magia

MagiaVamos a ver algunos de éstos métodos, cómo funcionan y para qué son reclamados.

Empecemos por ver por qué la gente acude a un curandero. Normalmente existen problemas de salud, a veces estos problemas no son solucionados por el médico tradicional y el paciente ante tal impotencia decide acudir a uno de estos magos de la salud.

Otras personas creen que la gente que acude a los curanderos es porque su nivel adquisitivo es bajo y no pueden costearse un tratamiento recomendado por un médico de medicina tradicional.

Y otros piensan que acudir a un curandero es igual que hacerlo a un embaucador, a un charlatán. Sin embargo, creemos la palabra de un médico desde el momento en el que se le da ese nombre.

Analizando un poco la situación actual observamos que el médico actual debido al estrés al que se ve sometido llega a contemplar a los pacientes como números con patologías y no como seres humanos con algún tipo de problema. Esto tiene como consecuencia que el paciente sienta inseguridad ante el médico y a veces es tan alta la desconfianza que no sigue el tratamiento que le han indicado, lo modifica o lo llega a cambiar totalmente.

Los curanderos, suelen ser bastante buenos en los problemas traumatológicos, aunque sin utilizar radiografía alguna para confirmar que un hueso que estaba dislocado ya está colocado correctamente. También es habitual en este tipo de personajes la sustitución de medicamentos tradicionales por hierbas.

Los riesgos de la magia

MagiaAunque como todo también incluyen riesgos. A veces acudir en primer lugar a un curandero puede retrasar un tratamiento tradicional necesario. Ese retraso puede convertirse en un verdadero problema para el paciente según la enfermedad que presente. Aunque como sabes, existen enfermedades que requieren mucha premura, pues un retraso en la activación del tratamiento puede tener como resultado un empeoramiento notable.

Veamos cómo se utiliza la imposición de manos como método de curación. El curandero pone sus manos y mientras realiza unos pequeños masajes dirigidos por un movimiento concreto, el curandero va rezando algunas oraciones, que son las que según su creencia sirven para curar la patología. Se suele incluir algún tipo de planta o aceite hecho mezclando distintos ingredientes.

Esta magia incluye cierto carácter de misterio que es lo que más destaca de esta disciplina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *