Gastronomia y Cocina

Risotto de aceite de trufa

El risotto de aceite de trufa es un plato principal o de acompañamiento abundante y delicioso. Hay muchas maneras de aderezar un risotto simple con sabores que combinen bien con el delicado sabor terroso del aceite de trufa. Una vez que lo pruebe, este suculento plato de arroz podría convertirse en un pilar de su repertorio culinario.

Usa aceite de trufa con risotto

El aceite de trufa generalmente contiene una base de aceite de oliva que se ha infundido con el sabor de las trufas blancas o negras. El aroma de la trufa es muy delicado y difícil de capturar en una base de aceite, por lo que muchos aceites de trufa contienen sustancias químicas saborizantes que recrean los sabores característicos de las trufas. Algunos de los aceites de trufa más caros contienen trozos de trufa o trufas infundidas. El tipo de aceite que elija depende de su presupuesto y gustos personales. Las trufas blancas, que son más caras, tienden a tener un sabor más delicado, mientras que las trufas negras son más fuertes y tienen un sabor más picante y terroso. En general, el aceite de trufa es una forma mucho más económica de obtener el sabor de las trufas que comprar las trufas mismas.

Multimedia relacionados

Primero empieza cocinando el risotto.

Todo risotto comienza calentando mantequilla o aceite de oliva en una cacerola mediana. La mantequilla clarificada funciona bastante bien para esto porque aún conserva un sabor a mantequilla, pero se han eliminado los sólidos de la leche, por lo que la mantequilla tiene un punto de humo más alto. Si usa aceite de oliva, no es necesario usar aceite de oliva virgen extra o salado, ya que todo el sabor se cocinará a fuego alto. En su lugar, utilice un aceite de oliva ligero o aceite de oliva virgen, que tienen un punto de humo ligeramente más alto que el aceite de oliva virgen extra. Caliente el aceite a fuego medio hasta que se derrita.

Agregar cebollas/aromáticos

Risotto tradicionalmente usa cebolla picada como un aromático para dar sabor. Puedes probar cualquier tipo de cebolla como cebollas dulces, cebollas rojas, cebollas españolas, cebollas amarillas o chalotes. Revuelva las cebollas en el aceite caliente durante tres a cinco minutos hasta que se ablanden.

Elige el mejor arroz

El risotto requiere arroz de grano medio, almidonado y no pegajoso como el arroz Aborio. El tipo de arroz que uses en el risotto es importante. El almidón del arroz es lo que le da al risotto su cremosidad característica, mientras que el bajo contenido de amilosa reduce la pegajosidad, manteniendo cada grano de arroz separado del siguiente. Agregue su arroz al aceite y las cebollas y revuelva constantemente durante dos minutos para cubrir los granos de arroz con grasa.

Agregar caldo o líquido

El risotto tradicional utiliza caldo de verduras, pollo o res para su base líquida; algunas recetas también incorporan un poco de vino tinto o blanco para darle un toque de acidez y sabor. Caliente el caldo en la estufa antes de agregarlo al risotto. Cuando sea el momento de agregar el caldo, agregue una taza a la vez. Revuelve el arroz constantemente a medida que agregas el caldo, permitiendo que el arroz lo absorba por completo antes de agregar más.

Queso

Una vez que el arroz haya alcanzado una etapa al dente y haya absorbido todo el caldo, agregue el queso. Tradicionalmente, el risotto contiene mascarpone o parmesano, pero también funcionan bien otros quesos italianos como el asiago y el romano. Para agregar el queso, apague el fuego debajo del risotto y agregue el queso hasta que se derrita. Ya has hecho un risotto básico.

Terminar con aceite de trufa

Debido a la delicadeza del sabor de la trufa, es mejor agregarla al final de la cocción en lugar de incorporarla al proceso de cocción. Para hacer un risotto básico con aceite de trufa, simplemente rocíe un poco del aceite de trufa de su elección sobre el risotto cuando esté listo para servirlo.

Los sabores terrosos del aceite de trufa combinan bien con ciertos alimentos. Si desea incorporar más sabor a su risotto y aceite de trufa, considere lo siguiente:

  • Hongos
  • Vieiras de mar
  • Langosta
  • Salmón
  • espárragos
  • Cangrejo
  • Camarón
  • rape

El risotto de champiñones con aceite de trufa es una combinación perfecta de terrenalidad y elegancia. Risotto rústico, champiñones abundantes y aceite de trufa refinado se combinan en un plato que querrás preparar una y otra vez.

Receta de risotto de setas con aceite de trufa

Elige tus setas

Los champiñones son igual de terrosos y sustanciosos. Dependiendo de la disponibilidad estacional y local, puede usar todo tipo de champiñones en su risotto. Algunos para probar incluyen:

  • ceps
  • delito
  • Cuerda
  • ostra
  • Enoki
  • shitake
  • portobello
  • Champiñones de París

trabajar con setas

Antes de incorporar champiñones a su risotto, límpielos a fondo con un cepillo para champiñones o una toalla de papel. No remojes ni enjuagues los champiñones porque actúan como esponjas y terminarás con champiñones empapados. Una vez que los hayas limpiado, corta el extremo fibroso del tallo y córtalos en rodajas o cuñas.

Para realzar el sabor de los champiñones en su risotto, considere lo siguiente:

  • Use champiñones frescos para obtener el mejor sabor.
  • Use una mezcla de varios tipos de champiñones para que el risotto sea más interesante.
  • Intente usar champiñones secos reconstituidos en el caldo que usa en el risotto.

Risotto de setas con aceite de trufa

Una vez que haya seleccionado sus ingredientes, es hora de poner todo junto.

  • Comience con un risotto básico.
  • Use el caldo en el que reconstituyó los champiñones secos y aproximadamente un cuarto de taza de vino blanco en lugar del caldo.
  • Caliente una sartén con un poco de mantequilla mientras cocina el risotto. Una vez que la mantequilla comience a burbujear, agregue los champiñones en una sola capa al fondo de la sartén. Si lo desea, puede agregar una cucharada de tomillo fresco picado a los champiñones para darle más sabor.
  • Dejar reposar los champiñones en contacto con la sartén durante unos tres o cuatro minutos sin remover. Una vez que los champiñones estén dorados por el borde inferior, revuélvelos y déjalos reposar de nuevo en contacto con la sartén durante otros dos o tres minutos.
  • Continúe cocinando, revolviendo, hasta que los champiñones estén dorados y la humedad liberada por los champiñones se haya evaporado.
  • Una vez que el risotto esté cocido, agregue los champiñones mientras agrega el queso y la crema.
  • Disponer el risotto en platos o cuencos. Rocíe una pequeña cantidad de aceite de trufa encima de cada porción. Un poco va un largo camino!

Emparejamiento de vino

El aceite de trufa y los champiñones son sabores muy terrosos, mientras que el risotto es un plato sustancioso. Como resultado, este plato funciona bien con los tintos terrosos. Pinot Noir es casi el maridaje perfecto con champiñones, trufas y risotto. Pruebe un pinot noir terroso de Oregón o un pinot sutil de la Borgoña francesa. ¡Disfrutar!

© 2022 ViviendoElHoy Medios. Reservados todos los derechos.

Marcela

Hola soy Marcela Alcántara, Editora del sitio y la encargada de publicar los post, te invito a disfrutar del contenido de nuestro equipo, recuerda disfrutar el momento y como dice la frase del Maestro oogway: " El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el hoy es un obsequio, por eso se llama presente " Recuerda que la vida es hoy, DISFRUTALA!!!!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Content is protected !!