Cuando somos niños, adquirimos una serie de hábitos alimenticios que no necesariamente nos beneficiarán toda la vida. Pisando los 30 años es natural…