Características y ventajas del sistema de suelo radiante

10 Ago

 Algo importante y definitivo para muchos usuarios al elegir el método de calefacción y refrescamiento por suelo radiante para instalarlo en su hogar, es que con menos energía se consigue mayor eficacia y rentabilidad, ya que no se necesitan altas temperaturas para calentar el agua que circula por el entramado reticular bajo el suelo, sino que para obtener una media de 24 grados en invierno, basta con calentar el agua a 40 grados, lo cual repercute en ahorrar en la factura de energía.suelo radiante_opt

Cualquier sistema energético es compatible con este sistema. Desde energía eléctrica, caldera de gas, energías renovables como geotermia, aerotermiaeólica o solar, ya que la instalación se va a alimentar de cualquiera que el usuario tenga en su casa. Hay que tener en cuenta que este método no exige tiempo de arranque rápido en su versión de agua, algo que repercute en menor gasto energético. Sin embargo, la sensación de confort y habitabilidad que se consigue es óptima al llegar a un punto estable pero constante, siendo recomendable no recurrir al encendido/apagado sino en versión mínima.

El sistema permite ser instalado para proporcionar calor en invierno y frio en verano, tan solo debe ser concebido  el sistema para generar enfriamiento para refrigeración. Las dos opciones clásicas ofrecen suelo radiante eléctrico y por agua, siendo más económica la segunda porque la primera precisa un arranque inmediato que consume más energía en el encendido. Aun asi conviene comparar presupuestos y no decantarse por aquel que sea excesivamente económico, ya que supondría un abaratamiento de los materiales. Esto en el futuro puede ocasionar consecuencias negativas.

No hay ruidos, ni corrientes de aire ni polvo en suspensión, además de contar con todo el espacio disponible sin obstrucción alguna ni acumulación de suciedad sobre aparatos, radiadores etc.Puede regularse por estancias e incluso prescindir de su funcionamiento optativo por zonas, además de que tiene tendencia a expandir el calor por las paredes desde el suelo, lo cual aumenta sus propiedades de confort.

El sistema de suelo radiante es cómodo, práctico, económicamente rentable y medioambientalmente sostenible. Se instala en vivienda nueva cada vez más y en hogares existentes está siendo una opción de primera, ya que el resultado en confort marca bastante la diferencia si lo comparamos con métodos tradicionales. Su instalación también es muy frecuenta en locales públicos como centros comerciales, hospitales y otras estancias ya que sus ventajas son cada día mas populares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.