Tips Niños

6 señales de que tu hijo está siendo acosado

Un niño acosado puede no saber cómo pedir ayuda o puede estar demasiado avergonzado para hacerlo. Como padre, tenga en cuenta las señales para que, si las ve en su hijo, pueda conversar y encontrar la ayuda adecuada.

1. Conductas autolesivas

Los niños que tienen dificultad para expresar sus emociones o que sienten que no tienen forma de hacerlo pueden volverse autodestructivos para interiorizar su dolor. En un estudio longitudinal, el 56 % de los niños acosados ​​con frecuencia se autolesionaron. Puede notar los siguientes signos:

  • Manchas de sangre en su ropa o efectos personales
  • Nuevos cortes en brazos y piernas aunque muchos niños ocultan su corte haciéndolo debajo de sus senos y alrededor de sus muslos
  • Quemarse, rascarse o rasparse la piel
  • Tirón del cabello, también conocido como tricotilomanía, del cuero cabelludo, cejas y pestañas.
  • Usa ropa que oculte las lesiones.
  • Se vuelve reservado o se pone a la defensiva cuando se le pregunta sobre las opciones de ropa (mangas largas en el verano, por ejemplo) o manchas de sangre.

Multimedia relacionados

Lo que los padres pueden hacer

Hable amablemente con su hijo sobre algunos comportamientos que haya notado. Puedes decir: “Durante la semana pasada, noté que tenías algunos rasguños nuevos en el brazo. Quiero que sepas que puedes hablar de cualquier cosa y que te quiero mucho. También es importante encontrar un terapeuta que se especialice en conductas autolesivas en niños y adolescentes.

Si su hijo se sincera y nombra al acosador, infórmele a la escuela para que se resuelva el problema. Desafortunadamente, notificar a la escuela no siempre resolverá el problema. En este caso, considere otras opciones, como cambiar de escuela, educación en el hogar o clases en línea para mantener a su hijo seguro.

2. Síntomas de ansiedad

Los niños que son acosados ​​regularmente pueden desarrollar ansiedad como la forma en que su cuerpo trata de protegerlos y advertirles del peligro. Un estudio de aproximadamente 92 estudiantes universitarios concluyó que tanto el acoso en persona como en línea muestran una asociación significativa con la ansiedad. Usted puede ver :

  • triste adolescenteAumento del comportamiento o hábitos nerviosos
  • Ansiedad social recién desarrollada, lo que significa que su hijo ya no se siente cómodo en situaciones sociales
  • Fobias que no existían antes, como el miedo debilitante de ir a la escuela o estar rodeado de grandes multitudes de personas
  • Ataques de pánico, especialmente alrededor del horario escolar
  • Inquietud, trastornos del sueño y dificultad para concentrarse

Lo que los padres pueden hacer

Comience hablando con su hijo sobre lo que ve y pregúntele si ha notado algún cambio en su comportamiento recientemente. Si su hijo está abierto a la conversación, intente enseñarle ejercicios de relajación, como respiración profunda y técnicas de atención plena para ayudar a aliviar su ansiedad. Otros consejos para ayudar a reducir la ansiedad incluyen crear una lista de reproducción nocturna de música suave y relajante.

Si bien desea ayudar a su hijo con herramientas que pueden reducir su ansiedad, también es importante que hable. Anímelos a expresar sus emociones, buenas y malas. Asegúrese de modelar este comportamiento para ellos apropiadamente. Además, no aborde este gran problema solo. Encuentre un consejero o grupo de apoyo que se especialice en la ansiedad de niños y adolescentes.

3. Rasgos depresivos

Un estudio longitudinal de 50 años observó que los niños acosados ​​tenían un mayor riesgo de desarrollar depresión como adultos jóvenes y adultos de mediana edad en mayor grado que sus compañeros no acosados. Los niños que son acosados ​​con frecuencia también son propensos a desarrollar síntomas de depresión durante la infancia, lo que hace que la intervención temprana sea esencial. Usted puede notar:

  • niño mirando hacia abajoEstado de ánimo deprimido crónico de bajo grado, también conocido como distimia
  • Cambio en el apetito, con un aumento o disminución de la comida
  • Dificultad para dormir y posiblemente despertarse con frecuencia
  • Ya no quiere participar en actividades o pasatiempos que alguna vez disfrutó
  • Arrebatos de ira, tristeza y agitación.
  • Sensación de aislamiento
  • Posibles pensamientos suicidas o comentarios suicidas pasivos

Lo que los padres pueden hacer

Si su hijo tiene un plan, una manera y un intento suicida inminente, asegúrese de obtener ayuda de inmediato. Puede llamar a la policía y solicitar un control de bienestar o hacer que lo controlen en el hospital hasta que se estabilice. A partir de ahí, asegúrese de ponerlo en un programa intensivo o en un programa de terapia de varias semanas con alguien que se especialice en depresión en adolescentes o niños.

Cuéntale sobre su estado de ánimo y si ha notado algún cambio. Comparta amablemente sus observaciones y trabaje con ella en habilidades de afrontamiento saludables como escribir, pintar, salir a caminar y hablar con un ser querido o un amigo de confianza. Además, anime y fomente una conexión social para ayudar a superar los sentimientos de aislamiento. Finalmente, ayúdelo a tener un horario de sueño regular.

4. Evita

Si su hijo es acosado con frecuencia, es posible que comience a evitar ciertos lugares y actividades para protegerse de posibles encuentros. Un estudio de adultos y niños en edad escolar indicó que la evitación era uno de los síntomas más comunes entre las víctimas de acoso escolar. También puede notar:

  • Miedo o ansiedad alrededor de ciertos lugares o personas
  • Otros síntomas de PTSD como nerviosismo, recuerdos y pensamientos intrusivos
  • Vacilación o resistencia a ir a la escuela o a actividades extracurriculares donde pueda encontrarse con el acosador
  • Ira o actitud defensiva cuando se enfrentan a conductas de evitación

Lo que los padres pueden hacer

Aunque pueda parecer frustrante, sea amable con su hijo y trate de que le ayude a entender lo que está pasando. Es especialmente importante tratar de notar dónde o qué evita. Esto podría darle pistas sobre con quién hablar o quién está involucrado. Sin embargo, asegúrese de que su seguridad sea de suma importancia para su hijo y si hay algo que pueda hacer para ayudar, déjelo saber.

5. Multimedia perdidos o rotos

Su hijo puede llegar a casa con artículos personales o escolares rotos si lo intimidan. También es posible que le roben artículos mientras está en la escuela. Considerar:

  • Las pertenencias de su hijo y las que estén dañadas o extraviadas
  • Algunos artículos que su hijo se negó a traer a la escuela debido a su valor emocional
  • Su hijo está molesto o enojado por los artículos perdidos o dañados
  • Su hijo puede tratar de ocultar su reacción emocional cuando se le pregunta acerca de los artículos perdidos o dañados.

lo que puedes hacer

Manténgase en contacto con el maestro de su hijo, especialmente si comienza a notar artículos perdidos o dañados. Asegúrese de hablar con el maestro de su hijo para ver si sabe lo que podría haber sucedido. Además, asegúrese de que su hijo sienta que lo apoya y le cree si revela lo que sucedió.

6. Cambios en el rendimiento escolar

Los niños que son acosados ​​tienden a tener dificultades para asistir a clase debido al ambiente hostil al que están sujetos. Usted puede notar:

  • Colegial luchando en examen educativoBajar las calificaciones y perder tareas o proyectos
  • Su maestro puede pedir reunirse contigo debido a su comportamiento retraído.
  • Puede abandonar una clase que tiene con el acosador o todo el día.
  • Puede mostrar una falta de esfuerzo hacia el trabajo escolar a pesar de las calificaciones generalmente altas y un interés en aprender la materia.

lo que puedes hacer

Lo primero que debe hacer es consultar con su maestro si comienza a notar estos signos. Ella puede tener una idea adicional sobre cómo manejar la situación. Anime a su hijo a que también hable con su maestro o vea a un consejero de compañeros en la escuela. Créale a su hijo y ofrézcale apoyo emocional si decide hablar sobre el acoso.

Ayuda a tu hijo

El acoso aumenta el riesgo de que los niños desarrollen trastornos psicosomáticos, por lo que es esencial que preste atención a las sutiles señales de advertencia que su hijo le muestra. En todos los escenarios, es importante tratar de abordar el comportamiento de intimidación a través de la escuela (u otra autoridad responsable del lugar donde ocurre la intimidación).

Al ser proactivo, puede ayudar a su hijo a encontrar una salida saludable para sus emociones y garantizar su seguridad física y emocional. Si es posible, comience a hablar con su hijo sobre el acoso escolar cuando comience la escuela y continúe la conversación a medida que crezca. De esta manera, será un tema de discusión normalizado y puede ser más fácil para su hijo discutirlo con usted si surge.

© 2022 ViviendoElHoy Medios. Reservados todos los derechos.

Marcela

Hola soy Marcela Alcántara, Editora del sitio y la encargada de publicar los post, te invito a disfrutar del contenido de nuestro equipo, recuerda disfrutar el momento y como dice la frase del Maestro oogway: " El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el hoy es un obsequio, por eso se llama presente " Recuerda que la vida es hoy, DISFRUTALA!!!!

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba